Hacer deporte, ¿antes o después de haber comido?

Tradicionalmente se viene pensando que siempre es mejor hacer deporte con el estómago vacío, y en el caso de los que desean bajar peso, se dice que si se come algo antes de ejercitarnos se pierde el efecto quema-grasas del deporte. Pero en realidad, es todo lo contrario, y deberíamos de comer algún alimento de fácil digestión (bajo en grasas) y de bajo índice glucémico (de asimilación lenta y paulatina del azúcar) como bien pudiera ser un tazón de avena con yogur y una manzana rallada.  Antes de hacer ejercicio, es poco recomendado tomar productos muy  azucarados (con glucosa de rápida absorción) ya que producen una subida de glucosa en sangre y originan que el organismo tenga que segregar insulina para rebajar esa alta tasa de glucosa, lo que se traduce en una bajada de energía, notando una tremenda desgana y apatía para hacer deporte. Por tanto, en los momentos previos a la práctica deportiva deberíamos optar por comer algún alimento de asimilación lenta (hidratos de carbono complejos) y que siente bien al estómago sin producir empachos y molestias gastrointestinales, ya que esto será de gran ayuda principalmente en cuatro aspectos:

1- Permitirá que los depósitos de combustible del músculo (glucógeno) no se agoten y que no haya que bajar la intensidad del ejercicio de manera prematura.

2- Estimulará al organismo a que no active su “modo ahorrador” y como consecuencia se gaste menos calorías durante el ejercicio y durante las horas posteriores.

3- Repercutirá en una mejor y más rápida recuperación muscular, haciendo que estemos más predispuestos a hacer deporte en los días posteriores.

4- Impedirá que se dispare el apetito y consumamos más comida de la necesaria en las siguientes 36 horas, ya que el instinto de supervivencia del ser humano responde a las restricciones prolongadas de comida, con un consumo superior a las que se gastaron con la actividad.

Con todo esto, no quiero decir que nos tengamos que atiborrar a comer antes, como hace también erróneamente otra mucha gente, sino que si vas a hacer deporte a primera hora de la mañana, a medio día o por la tarde, optes por desayunar, almorzar o merendar, ya que como hemos visto no solo es mejor a nivel de rendimiento y salud sino que va a repercutir en un mayor gasto calórico con vistas a mantener la línea y perder grasa, que en definitiva es lo que pretendemos la mayoría de los deportistas.

Si te ha gustado esta breve columna,

¡¡ ni se te ocurra perderte los ARTÍCULOS TÉCNICOS INTELIGENTES !!