Los Masajes

Todo el mundo necesita relajarse y evadirse por unos momentos de la tiranía del tiempo. El masaje puede proporcionarnos un medio para neutralizar los problemas, no solo del entrenamiento sino también del trabajo y de las presiones domésticas. Para muchos de nosotros, el cansancio y el dolor son el problema diario y, muchas veces, sólo después de haber recibido un masaje tenemos conciencia de nuestros músculos.
Un buen masaje es, sin duda, el mejor remedio contra muchos de los males de casi cualquier persona, pues nos influye muy positivamente a todos los niveles.
De forma muy breve se podrían resumir los beneficios del masaje en las siguientes ventajas:
En el terreno físico:
* La relajación y el fortalecimiento del tono muscular.
* La estimulación de la circulación venosa y de la circulación linfática.
* La oxigenación de los tejidos.
* El desentumecimiento de las articulaciones.
A nivel psíquico y mental:
* El masaje alivia el estrés.
* Te hace tomar conciencia de todo tu cuerpo.
* Un buen masaje te proporcionará bienestar y confianza en ti. Puede liberar gran parte de la energía absorbida por la tensión y puede modificar profundamente tu actitud y la actitud de tu rostro.


Respecto a estos beneficios del masaje, hay que decir que los podemos conseguir nosotros mismos, mediante un auto-masaje o bien a través de un masaje compartido con nuestra pareja o compañero, a través de técnicas básicas y sencillas como son el roce, la presión, la fricción, las vibraciones y los amasamientos; aunque, para recibir un tratamiento terapéutico y rehabilitador, nos deberíamos poner en manos de un profesional, y no solo digo de un fisioterapeuta sino de una persona con un buen dominio de las técnicas manuales, como bien pudiera ser un masajista u osteópata.

Si te ha gustado esta entrada, ¡no te pierdas!: