¿Qué tiene que comer un deportista?

Seguro que a todos os ha llamado la atención cómo un leonés, llamado Pedro Ignacio Cuevas, ganaba una prueba de 108 km., en la que estuvo corriendo 11 horas y media de las 11 horas y 40 minutos que invirtió en acabarla.
Viendo esto, surge la pregunta: ¿qué es lo que comen éste y otro tipo de deportistas que someten al organismo a esfuerzos máximos?
Durante la carrera, Pedro tomó productos muy energéticos y de fácil asimilación, como papillas que había preparado con anterioridad. Pero, como nos dijo en la entrevista de la semana pasada, el competir es un premio al esfuerzo y sacrificio de los duros entrenamientos anteriores. Por ello, ¿qué es lo que comen los deportistas, como Pedro, que hacen todos los días varias horas de entrenamiento intenso?
Gran parte de los que estáis leyendo esta columna pensareis que la dieta del deportista tiene que ser especial respecto a la del resto de las personas, y os voy a decir rotundamente que no, pues la proporción de principios inmediatos -proteínas, lípidos y carbohidratos- debe ser la misma que la de cualquier persona; de ahí que un deportista no sólo tenga que comer más pasta (carbohidratos) sino también más carne y pescado (proteínas), y más lípidos (grasas). Por ello, mientras Patricia -pareja de Pedro- se comía en un día normal un plato de pasta, un filete pequeño de pollo con guarnición de ensalada y una fruta de postre, Pedro se tomaba el triple, es decir: tres platos de pasta, tres filetes de pollo con el triple de ensalada y tres piezas de fruta; haciéndose extensible al resto de comidas (desayuno, merienda y cena).
Con ello os quiero dejar claro que no sólo los deportistas deben comer pasta (carbohidratos), sino que todas las personas, independientemente de su actividad, deberán comerla también y, aunque la cantidad será menor, la proporción es la misma:
Proteínas (huevos, lácteos, carne y pescado): 10-15 %
Grasas (aceites y grasas): 25-30 %
Carbohidratos (pasta, arroz, cereales, patatas, fruta): 55-60%.

Si te ha gustado esta entrada, ¡no te pierdas!: